miércoles, 29 de abril de 2009

¿La culpa la tiene el chancho?

Hay una novela médica popular de suspenso en la que una pandemia mundial es intencionalmente liberada para reducir la población humana. En el libro, una compañía farmacéutica inserta el virus de la gripe aviar en materiales de vacunación que se distribuyen a países de todo el mundo para ser inyectado en los pacientes como “vacunas contra la gripe.” Los pacientes se convierten en portadores de estas cepas altamente virulentas de la gripe aviar que van a infectar a la población mundial y causar la muerte generalizada.

Sólo hay un problema con esta historia: No es ficción. O, al menos, la parte sobre la gripe aviar. Virus insertados en vacunas, no es ficción. Está sucediendo ahora.

La empresa farmacéutica Baxter International Inc. (Deerfield, Illinois) acaba de ser capturada enviando virus de la gripe aviar mezclado con material médico de vacunación a distribuidores en 18 países.

El “error” (si se puede llamar así) fue descubierto por el Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá. La Organización Mundial de la Salud fue alertada y cundió el pánico en toda la comunidad médica, así como expertos en salud haciendo una pregunta obvia: ¿Cómo pudo haber sucedido esto? Tal como se publicó en LifeGen.de, se plantean graves cuestiones como estas: “Baxter International Inc. en Austria envía ‘involuntariamente’ muestras contaminadas con el virus de la gripe aviar que se utilizaban en los laboratorios en 3 países vecinos, debido al aumento de preocupación por la posible propagación de la enfermedad mortal.

Austria, Alemania, Slowenia y la República Checa son los países en los que los laboratorios se vieron afectados con virus peligrosos. No por comandos bioterroristas, sino por Baxter. En otras palabras: Una de las principales farmacéuticas del mundo parece haber perdido el control sobre un virus que es considerado por muchos virólogos como uno de los principales componentes que podrían dar inicio a una nueva pandemia.”

Pero hay una cuestión más grande en todo esto: ¿Cómo puede esta empresa haber mezclado accidentalmente virus de la gripe aviar (H5N1, también conocida como la forma humana de la gripe aviar, una de las más mortíferas armas biológicas en la tierra con un 60% de tasa de muerte) en material de vacunación? ¿La contaminación viral fue intencional?

La respuesta es sorprendente porque esto no podría haber sido un accidente. ¿Por qué? Porque Baxter se adhiere al llamado BSL3 (Biosafety Level 3 / Nivel 3 de Bioseguridad), un conjunto de protocolos de laboratorio de seguridad que impiden la contaminación cruzada de los materiales. Inicialmente, Baxter respondió con evasivas, invocando “secretos comerciales” y se negó a revelar cómo las vacunas estaban contaminadas con el virus H5N1. Después de un aumento de la presión, afirmó que los lotes con virus H5N1 puro fueron enviados por accidente.

Esto fue aparentemente un intento de cambiar rápidamente la historia y ocultar el hecho de que la contaminación accidental de una vacuna con un agente biológico mortal como la gripe aviar es prácticamente imposible y la única forma en que podría haber ocurrido fue por negligencia criminal premeditada.

También está el hecho de que la mezcla de Baxter sea virus H5N1 con una mezcla de los virus H3N2 (la gripe estacional). El virus H5N1 en su forma pura ha matado a cientos de personas, pero es menos aerotransportado y más restringida la facilidad con la que se puede propagar. Sin embargo, cuando se combina con virus de la gripe estacional, que como todos saben son súper-aerotransportados y de fácil propagación, el efecto es un potente, súper - airbone, súper armas biológicas mortíferas.

Como un artículo de prensa de Canadá explica: “Mientras el virus H5N1 no infecta fácilmente la gente, el virus H3N2 sí. Si alguien se expone a una mezcla de los dos se habría infectado simultáneamente con ambas cepas, y él o ella habría servido como una incubadora para un híbrido del virus capaz de transmitirse fácilmente y entre las personas.”

Como hemos dicho, Baxter se adhiere al código de conducta BSL3, donde es imposible que los virus de la gripe aviar pudieran contaminar la producción de vacunas que se envían a los proveedores de todo el mundo por error.

Esto deja sólo dos posibilidades que explican estos eventos:

Baxter no está siguiendo las normas de seguridad BSL3 o es tan descuidado en el seguimiento que puede cometer errores monumentales que ponen en peligro la seguridad de toda la raza humana. Alguien coloca el virus intencionadamente en materiales de vacuna con la esperanza de que tales materiales puedan ser inyectados en seres humanos y de inicio a una pandemia mundial de gripe aviar. La difusión de la gripe aviar podría crear un aumento instantáneo de la demanda de vacunas contra la gripe aviar. Los beneficios que la vacuna daría a empresas como Baxter Internacional por este pánico son astronómicos.

Además, los que tienen interés en incluir la vacuna Tamiflu incluyen importantes globalistas y miembros de Bilderberg como George Shultz, Lodewijk JR de Vink y el ex Secretario de Defensa Donald Rumsfeld. Autoridades en Europa y los EE.UU. han detallado abiertamente planes para la ley marcial, la cuarentena y el internamiento en caso de que una pandemia de gripe aviar ocurriese.

La otra motivación es el hecho de que las elites a través de la historia han declarado abiertamente que quieren ver una reducción de la población mundial, alrededor del 80 por ciento. Esta no es la primera vez que una farmacéutica se ha visto atrapada por distribución de vacunas contaminadas con virus mortal. En 2006 se reveló que Bayer Corporation había descubierto que su medicinas de inyección, que fue utilizado por los hemofílicos, estaba contaminado con el virus del VIH. Documentos internos demuestran que después de que sabía positivamente que la droga estaba contaminada, simplemente se lo quitaron al mercado de los EE.UU. para volcarlo en Europa, Asia y los mercados latinoamericanos, a sabiendas de exponer a miles de personas, la mayoría de ellos niños, a contraer el virus del VIH.

Funcionarios del Gobierno de Francia fueron a la cárcel por permitir que las drogas fueran distribuidas. Los documentos demuestran que la FDA, en connivencia con Bayer, cubrió el escándalo y permitió que la mortal droga se distribuyera a nivel mundial. Ningún ejecutivo de Bayer se enfrentó a detención o enjuiciamiento en los Estados Unidos.

Fuente:

http://www.falsarealidad.com/2009/03/05/contaminacion-accidental-de-vacunas-con-virus-de-gripe-aviar-practicamente-imposible/

4 comentarios:

LeoAbsurdo dijo...

De terror, Ricar. Se viene el fin del mundo? Yo creia que nos moriamos todos con alguna catástrofe nuclear y parece que tan solo reventamos con.. una gripe?

Ricardo dijo...

No Leo, ni siquiera con una gripe, tan sólo con un ¡chancho! ¿Será tan asi?

MONA dijo...

Y... seguro que algo de eso hay. Yo traté en mi blog el mismo tema. Resulta que escuché en la radio, y luego leí por internet al virólogo argentino Pablo Goldschmidt, investigador del Centre National des Quinze-Vingts, de París, que entre 2001 y 2002 vivió en Ciudad de México, que dijo: “Murió solamente la gente joven, no vacunada, y sólo en México. Es sospechoso que el virus no infecte a las personas vacunadas. Entonces, no es letal: mata a la gente pobre porque no van al hospital o no tienen acceso a los remedios”.
Me parece que en la presunta pandemia ganan los laboratorios norteamericanos, como pasó hace 2 años con la gripe aviar. En Europa tienen medicamentos que compraron en 2007 a esos laboratorios por 600 millones de euros... cuando parecía que esa variedad de gripe se iba a convertir en una pandemia. Y la pandemia no fue tal...
Cuando el coloso del norte necesita divisas, no creo que ahorre en miedos que a ellos le reportan negocios.
Te saludo.
Mona

Ricardo dijo...

Obvio Mona, no por casualidad Rumsfeld, el ex sicario de Bush, tiene acciones en una compañía farmacéutica.
Gracias por pasar,
Cariños